© 2019 latiendadelabuelo.com.mx

Las sillas para ir al baño están pensadas para personas mayores, con problemas de movilidad o de incontinencia. Existen modelos de sillas con inodoro discretas, que pueden guardarse en la habitación sin que se sepa qué uso tienen.

 

Se puede comprar una silla con inodoro plegable, con los brazos abatibles para lograr una buena transferencia desde la cama o desde cualquier asiento con toda una serie de prestaciones. Resulta ser una ayuda de baño muy demandada; son cómodas y además mejoran la independencia. Los diferentes modelos de sillas con inodoro brindarán seguridad estando siempre a mano.

 

Si bien es cierto que hay múltiples modelos de sillas de inodoro, estas pueden clasificarse en sillas de ruedas para baño con inodoro o sillas con patas e inodoro. Las primeras son muy cómodas y pueden transportarse de un lugar a otro. Fueron fabricadas para pasar completamente desapercibidas debido a su diseño. Están pensadas para personas que sufren de incontinencia, pero que al mismo tiempo se pueden asear por sí mismas. También son sencillas de limpiar.

 

Por su parte, las sillas con patas e inodoro carecen de ruedas. Pueden ser estándar, no estando diseñadas para ser utilizadas dentro de la ducha o sillas para ducha, las cuales pueden usarse tanto dentro como fuera del aseo.